sobre el de robar

(Atención: esta nota de hoy es sólo descriptivo-reflexiva; no propongo ninguna de las soluciones que se me ocurren para que no me echen los perros. Simplemente tenía necesidad de escupir todo esto.)

Eso de quedarse uno lo que no es suyo es una cosa muy fea. Pero si para quedártelo encima tienes que tirar de un bolso y echar a correr mientras un colega tuyo se cachondea de la víctima, a eso se le llama humillar. Y si lias a gente que simplemente está pasando un buen rato y les amargas el momento de felicidad o su simple bienestar, a eso se le llama hacer una putada; y el que lo hace se llama hijo de puta. Y hay unos cuantos de estos por aquí.

Creo que una de las peores cosas no tangibles de esta vida (pero con repercusiones bien tangibles en la mayoría de los casos) es la injusticia. Son injustas, por ejemplo, la tortura, el maltrato, el matar sin razón, porque son de dificil justificación. Pero de todas las injusticias, las que más me duelen son la humillación y la burla, y el robo es un acto que combina las dos, por eso me jode tanto. Cuando veía a una persona cámara en ristre pero libre, o paseando con la mochila o el bolso abiertos, o sacando su cartera y poniéndola encima de una mesa de un bar, como si llevaran un cartel en la cabeza que pusiera 'robadme', acostumbraba a pensar que eran unos inconscientes, que casi se merecían el robo por primos. Estaba equivocado: ¿por qué coño uno no puede sacarse la puta cartera y dejarla tranquilamente en la puta barra sin que pase nada? ¿por qué uno no puede dejar la bicicleta tranquilamente sin atar mientras entra un segundo a comprar tabaco? ¿por qué uno no puede mamar a gusto e ir haciendo eses a casa sin que se acerquen a robarle? ¿por qué no puedo estar durmiendo en su casa sin que le entren y le roben lo que encuentren en la mesilla de noche? Yo veo todas estas estampas como puras humillaciones, y eso para mí no tiene perdón, lo siento.

Ahora vienen los otros, que roban más y sin necesidad de tirar del bolso: Millets, Díaz-Ferrazes, Estivills y compañía. Imperdonables. Estos que se escudan en el hecho de ser de familia de pasta, con amigos de pasta y moviendo pasta toda la vida, para evitar el trullo. Estos que van de importantes y no son una mierda, aunque ellos nunca se darán cuenta porque no tienen ni puta idea de qué va la vida. Estos que juegan con el sueldo y por tanto el bienestar (como mínimo psíquico) de otros, que hacen cambalaches con el sacrificio cotidiano de otros. A estos lo que les va es la burla, porque con sus robos lo que hacen es burlarse de los demás, ni más ni menos.

Así que, en este país y más concretamente en esta ciudad, entre unos y otros completan buena parte del mapa de ladrones de este país, o sea de los que roban, o sea de los que se burlan y humillan. O sea de los hijos de puta.

Leer o publicar comentarios | Enviar a un amigo

Acerca de sr. juandó

DISCOS JUANDÓ c/ LLUNA, 27 08001 BARCELONA tel 935540998 email discosjuando@hotmail.com horario LUNES a SABADO de 10:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:30
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s