por qué somos así / 8 . especial rescate

Empiezo por el final. Consejos vitales para ya mismo:

– pásatelo lo mejor que puedas desde ya.
– si puedes, trabaja en algo que te guste, sin importarte lo que diga la gente, e intenta ganar el máximo dinero posible con ello.
– no te preocupes demasiado, sólo lo justo y necesario, por el dinero. Disfruta lo que tengas y, si tienes algún poquito para gastar, gástalo en algo que te alegre la vida sin pensarlo dos veces.
– ves a bares, queda con los amigos, visita a la familia y ayuda a los demás como puedas.
– que le den pol culo a las apariencias, han pasado de moda. Las apariencias para los rusos pastosos, los horterillas y los del Eurovegas.
– coge el bus a la playa o al campo, lo que tengas más cerca, de vez en cuando.

El rescate.

Por si alguno lo dudaba, creo que ya ha quedado más que claro que este país se va a la mierda porque hacemos las cosas muy mal desde siempre, porque somos un país corrupto al mismo nivel que hace 50 años (vi la película “Patrimonio Nacional” y en el fondo no ha cambiado nada en este país desde entonces, aunque ahora tenemos twitter y antes no), y por nuestra nula conciencia social. Que el resto del mundo también se va a la mierda, unos más que otros, también lo sabemos. Ante esto, ¿qué postura hemos adoptado?

Mientras unos apechugan con lo que dicen que hay, otros (entre ellos nuestro presidente, pero también fueron varios más de diversos Ministerios) se cogen un avión oficial con destino a-tomar-por-culo para ver un partido de futbol (sin pagar la entrada, o en todo caso pagándola a cuenta del Estado), porque “el problema ya se ha solucionado” y, claro, está más tranquilo. No aclaró el hombre cuál era el “problema” que había solucionado: ¿el problema de los que tienen una cita para operarse de un tumor y se la cancelan el mismo día porque el único quirófano aprobado como disponible está ocupado?, ¿el problema de los licenciados superiores que van a perder en septiembre la tarjeta sanitaria porque no demuestran que están por debajo de un límite de ingresos que todavía ha de definir el Estado?, ¿el de las señoras que se ven de golpe en plan piso-patera con el hijo, la nuera, los niños y la ostia en casa, haciéndoles a todos la cama y la comida?, ¿el problema de los que tienen que cerrar la pequeña fábrica porque no les renuevan la póliza?. Desde luego, qué alivio que hayan abierto una línea de crédito al Estado de cienmiltrillones de eypos para sanear la banca. Ese era el “problema solucionado”. Pero el mío con “la banca” parece que sigue sin solución. Es un caso sin ninguna importancia en comparación con los casos realmente graves, pero lo pongo para poder dar un ejemplo más gráfico de por qué hemos llegado hasta donde estamos. Hoy, como todos los días que voy, he tenido que esperar 25 minutos en la cola (siempre hay cola) en una oficina de mi entidad. Conmigo estaba el de la pollería para pedir cambio de monedas de euro con la tienda cerrada, porque la dignidad del señor director no le permitía salir al mostrador para atender a sus clientes y los otros empleados estaban desayunando. Cuando la gente ya se ha empezado a poner mosca, es como si oyeran llover; sé que es increíble, pero algunos empleados aún se creen seguros en sus sillas giratorias, manejando sus cochambrosos ordenadores, abriendo y cerrando sus armarios de conglomerado desconchado, y superiores a sus clientes detrás de esas pantallas de cristal y los mostradores de pega. He visto recientemente en esa oficina aceptar ingresos de más de 20.000 euros de un chaval con chanclas que los llevaba en el bolsillo en efectivo sin preguntar nada, luego iba yo y me han pedido el DNI para hacer un ingreso en mi cuenta “por mi propia seguridad”. A esa entidad, el Estado le asigna casi milmillones para “sanearse”, y a otros les asignan tener que sufrir humillaciones constantes por parte de los empleados de sus bancos y la administración y tener que dar las gracias para que te jodan vivo. Las entidades se quejan de que es todo muy injusto y que se les está demonizando. “No, si so ya sabía que estaba haciendo firmar cosas chungas, pero es que la presión, mi jefe …” Pues claro que los demonizamos! ¿Qué esperaban después de años y años de malas práctica´s, especialmente las de los últimos 8 años? Quizás se esperaban que vayamos como si nada y digamos “no, tranqui, no pasa nada, ya te firmo esto, hombre, ya sé que no teneis la culpa”. Y una mierda! Para empezar, aprendan de una puta vez a no tratar a sus clientes como idiotas y muestren algo de respeto, y luego establezcan sus putos turnos de desayuno de otra forma para no dejar la oficina abandonada, ostia, que hay otros que están trabajando 10 horas sin hacer la tontería esta del desayuno, hombre. Y no se me quejen, que bastante daño han hecho ya a muchos. A los autónomos, por ejemplo, ya no nos quedan fuerzas ni para quejarnos, después de tantas tortas que nos han ido dando, y las que nos quedan; aparte de que a los trabajadores en general no va a venir nadie a “sanearlos”. O sea que menos cuento.

Los responsables en nuestro Estado creen que ya se les han acabado las peores preocupaciones, cuando precisamente ahora deberían irse preparando para la que viene. Si os creeis que ya lo hemos visto todo, preparaos porque la función no ha hecho más que empezar: en un país tan corrupto como este, lo peor que podian haber hecho es sentirse cómodos y tranquilos al haber pedido pasta prestada para ir al rescate de los bancos (entre otros, la de sus amiguitos en la inmensa chapuza de Bankia, es decir, un banco enorme pero al mismo tiempo de-estar-por-casa, es decir, la ex de Paco, el hijo de Alfonsín, sí-hombre-sí-el-hijo-de-Alfonsín, Ana, Ricardo, Roberto, Borja, Purita …), cuando al mismo tiempo decide recortar en educación y sanidad, hacer la vida imposible a los millones de trabajadores potenciales que podrían estar ya tributando si se les facilitaran las cosas, poner palos a las ruedas y tratar a los autónomos como si fueran tontos-del-culo (somos más de 3 millones de tontos-del-culo en este país) y dificultar el acceso a la vivienda teniendo un millón de pisos vacíos. En fin, un Estado de barro sin base sólida mandado en parte por auténticos chusqueros repeinados en caracolillo, que por cierto están allí de paso (ellos lo saben y su sentido de la responsabilidad es tan limitado que nos ponen a todos en peligro sin temer nada).

Estoy empezando a pensar que unos cuantos de los que mandan a alto nivel son tontos, pero tontos de verdad. Quiero decir que es posible, sólo posible, que no tengan una capacidad intelectual demasiado elevada. Si estamos en ese caso, ¿es posible que un director del Fondo Monetario Internacional sea tonto? Pues sí, sólo hace falta recordar el caso de Strauss-Kahn, y el más reciente de Rodrigo Rato. ¿Es posible que un presidente de la patronal de todo un país, el organismo que se reúne de tú a tú con los sindicatos, con el Gobierno, que traza políticas laborales que afectan a millones y millones de personas, sea tonto? Pues sí, el caso Díaz-Ferrán, un señor que no tiene ningún remordimiento de nada porque en su opinión no hay nada de qué redimirse. Asimismo, ¿es posible que un tonto se gaste billones de dinero diariamente, dinero de los contribuyentes, para untar a grandes corporaciones de mercenarios y jugar a perder? Pues sí, Bush/Irak. A nivel más local y en otro orden de cosas, ¿es posible que en un país europeo un hospital público, por ejemplo, cambie su funcionamiento y el personal de cargo cuando hay ganan unos y pierden otros en las elecciones locales? Pues sí, entre otros, el Hospital de Sant Pau en Barcelona, cada cuatro años. Y, como ejemplo más cañi, ¿es posible que el responsable de un Ministerio sea lo suficientemente tonto como para aprobar las obras, gestionar las subvenciones y dar de alta un aeropuerto en el que ni siquiera pueden dar la vuelta los aviones, si los hubiera, y aprobar en las cuentas una partida para una estatua gigante de bronce del dirigente local? Pues sí, el aeropuerto de Castellón es uno de varios ejemplos. Mierda para la corruptela de este país, que ya la hemos sufrido bastante, y dejen paso de una vez a los profesionales, coño. Y no me vengan con la historia de que aún tenemos suerte porque podríamos estar como Grecia de mal, porque es precisamente un argumento tan tonto, tan obvio y tan facilón que me da risa (aunque no me da tanta risa cuando el que lo dice es uno de los que estampan su firma en decretos que inciden directamente en la vida diaria de millones de personas en este país).

Hasta que no reconozcamos por fin sin miedo cómo somos en este país para intentar corregirnos, aquí la cosa va seguir igual, y ni rescates ni rescatos. Aparte, alguien tendría que avisar a Bruselas de una cosa: me juego lo que quieras a que no verán ni un puto duro nuestro de vuelta ni en cien años.

Y esta noche hay Ginger, especialmente soulful. A las 23:00 en la Plaça Sant Just de Barcelona.

Acerca de sr. juandó

DISCOS JUANDÓ c/ LLUNA, 27 08001 BARCELONA tel 935540998 email discosjuando@hotmail.com horario LUNES a SABADO de 10:30 a 14:00 y de 16:30 a 20:30
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a por qué somos así / 8 . especial rescate

  1. Roger dijo:

    No hay nada que se pueda añadir a tu texto. Al menos yo no puedo. Sólo decir que me ha parecido cómo siempre lúcido y genial. Tengo que reconocer que aunque de lo que hablas no tiene ni puta gracia, me he reido unas cuantas veces leyéndolo. Así que para celebrarlo, esta noche, siguiendo tus consejos, desoués de ir al teatro (que no me puedo permitir), me pasaré por el Ginger a tomarme una copa (que tampoco me puedo permitir), pero que me apatece, ¡que coño!

  2. Alex dijo:

    Ahí está. ¡Bravo, sr. Juandó! La tontería. La tontería reinante en los puestos de mando de este país, que al combinarse con una letal dosis de chulería, algo facha y muy ramplona, acaba provocando un disparate como el que vivimos. Mientras tanto, muchos de los inteligentes -y bastante más modestos- están dando lo mejor que tienen por menos de 1000 euros al mes, o hacen lo que pueden en un curro para el que están sobradamente cualificados, o trampean con un poco de allí y otro de aquí, o tienen que irse a buscarse la vida a Suiza como hicieron sus tíos, o directamente están en el puto paro sin saber qué será de su vida dentro de seis meses. La tontería que nos quiere dominar cada día parece estar por todas partes, incluso ahí arriba, en el vértice de la pirámide, para imponernos una mierda que yo ni he elegido ni quiero elegir, porque nos lleva a una España donde no va a valer la pena vivir. Y así será hasta que no quitemos de en medio a toda esa tropa de catetos inoperantes, de mediocres y chulitos, de tontos venidos a más, y pongamos en su sitio a los que valen, a lo que de verdad se lo han currado, a aquellos en los que se puede volver a confiar. Porque yo, lo que se dice tonto tonto, ni lo soy ni lo quiero llegar a ser.

  3. Pablo de la Cruz dijo:

    Tres peros a tu opinión con la que, por lo demás, coincido punto por punto:

    1) las viviendas vacías en España no son un millón, son tres millones y medio; y

    2) a Europa se la pela que tardemos cien o mil años en devolver el capital mientras vayan cobrando los intereses. Y no te quepa duda de que nos los harán pagar religiosamente.

    y 3) una errata: donde dices “gástalo en algo que te alegre la vida sin pensarlo dos veces”, deberías decir “gástalo en discos” :-)

    Gracias por tus líneas y un abrazo.

  4. sr. juandó dijo:

    Joder qué mal pinta la cosa. Y gracias por el apunte de la errata :)

  5. Alberto dijo:

    “En fin, un Estado de barro sin base sólida mandado en parte por auténticos chusqueros repeinados en caracolillo, que por cierto están allí de paso”. He recortado-y-pegado esta frase porque es la que me parece que mejor resume tu texto y, por extensión, la realidad de lo que estamos viviendo.
    Personalmente, a menudo (cada vez más a menudo, de hecho), me pregunto si los que mandan son realmente los que vemos en la TV y en los medios -la mayoría, con una pinta de gilipollas, calzonazos y pijos descerebrados incapaces del mínimo raciocinio; como tú bien dices- o si estos son sólo monigotes y a los que mandan DE VERDAD ni les vemos, ni sabemos quiénes son, ni se exponen a que un buen día la gente, harta, pueda decidir colgarles de los huevos en la plaza pública.
    Un saludo!

    A

  6. Juan Vicente dijo:

    Se puede decir mas alto pero no mas claro, somos una sociedad donde la corrupción es un mal endémico, pero esto no es casual, somos victimas de nuestra historia reciente, mientras, guste o no, las tropas de napoleón llevaban las ideas de la Ilustración a media Europa aquí nos dedicamos a sacarlos a patadas para….¡poner en el trono Fernando VII que lo primero que hizo fue cargarse la constitución de Cádiz! Por no hablar de la dictadura franquista, régimen corrupto donde los haya, en cierta manera seguimos siendo el país “de charanga y pandereta, cerrado y sacristía, devota de frascuelo y de Maria” que tan bien describía Antonio Machado. Un abrazo Marcos.

    Juan Vicente

    p.d. Lectura que vale la pena http://www.vnavarro.org/?p=6409

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s